Lectura recomendada: ¡Yo también juego! ¿TE Apuntas?

Lectura recomendada: ¡Yo también juego! ¿TE Apuntas?

Guía para el juego dirigido en centros educativos.
Autoras: Sandra Ruiz y Miriam Muñoz

Esta guía de juego ha sido elaborada por profesionales de Autismo Córdoba con el objetivo de ayudar y fomentar el aprovechamiento de la jornada del recreo en los centros educativos por parte del alumnado con Trastorno del Espectro Autista.

En una primera sección se explica que es el trastorno del Espectro Autista, TEA. Es una alteración severa, crónica y generalizada del desarrollo, que consta de un conjunto amplio de factores que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento cerebral, dando lugar a dificultades en la comunicación e interacción social, así como la flexibilidad del pensamiento y de la conducta.

Es de origen biológico, en el que pueden influir factores de predisposición genética, agentes infecciosos, procesos bioquímicos, anomalías metabólicas, etc.

A la hora de relacionarnos con las personas con TEA es necesario comprender sus peculiaridades cognitivas, para así poder entender mejor cuáles son sus necesidades, cómo es su manera de procesar la información, facilitarles la comprensión de su entorno y ayudarles a relacionarse con los demás.

En el ámbito escolar se pueden encontrar dificultades a la hora de respetar las normas básicas en las relaciones interpersonales como el respeto de turnos, el espacio interpersonal, mantener la cordialidad en momentos críticos/difíciles. Presentan ciertos problemas a la hora de interpretar los mensajes literalmente ya que les cuesta entender bromas o metáforas. Existe un déficit de empatía hacia los demás lo cual puede llevarles a no entender las consecuencias en los compañeros/as por su propio comportamiento.

Las personas con TEA pertenecen al grupo de las personas con pensamiento visual. Por ello la importancia de emplear apoyos visuales, dichos apoyos podemos emplearlos mediante objetos reales, imágenes de objetos reales y/o pictogramas.

A través del empleo de claves visuales podremos anticipar qué va a ocurrir, prever cambios en la organización del día, generar autonomía en los distintos entornos donde se desenvuelva el chico/a, así como emplear los apoyos visuales como un sistema alternativo y/o aumentativo de comunicación.

A la hora de realizar material es necesario que éste sea claro y conciso, reflejando la información necesaria para llevarlo a cabo, evitando elementos distractores (adornos, decoraciones, etc.)

Una intervención de calidad no está basada en otorgar a los niños/as con TEA de un gran número de apoyos, si no que éstos, estén orientados a las necesidades reales de estos alumnos/as, teniendo en cuenta la importancia de trabajar en los contextos y momentos con más necesidades de apoyo.

Ésta metodología propone una adaptación de entornos y actividades apoyándonos  siempre en los aspectos cognitivos más desarrollados en las personas con autismo.

El juego es una actividad innata en el ser humano y de vital importancia en la infancia. Al niño le permite reconocerse, conocer el mundo, ponerse en el lugar de los demás y asimilar la realidad. A través del juego, se ensayan conductas, se desarrolla la personalidad y se descargan emociones.

En esta guía se ejemplifican varios juegos que se pueden realizar co niños TEA y como realizarlos de una manera más visual, como  son la escondida, la pinta, futbol, entre otros.

Se propone que para llevar en marcha el proyecto “Yo también juego ¿ TEA-puntas?” se debe realizar un sistema de evaluación en el que califiquemos tanto a las personas que desarrollan las intervenciones en los recreos, como a los niños y niñas que participan en las dinámicas. Evaluación inicial, con el objetivo de valorar la situación real del grupo en el que vamos a intervenir. Para ello emplearemos una tabla de registro para detectar las carencias, dificultades, necesidades, puntos fuertes, destrezas, motivaciones, etc. del grupo clase. Evaluación formativa, tiene como finalidad principal conseguir el perfeccionamiento del proceso de enseñanza- aprendizaje. Por tanto, deberá aplicarse durante el desarrollo del propio proyecto. Evaluación sumativa o final, cuya finalidad es determinar el grado de consecución de los objetivos que nos marcamos al inicio del proyecto de aprendizaje por parte del alumnado y del profesorado.

Puedes encontrar esta lectura en línea: www.autismo.org.es

Deja una respuesta